domingo, 23 de mayo de 2010

DISTINTA


DISTINTA

Saberse madura a los quince
no es una panacea

Recuerdo esa mirada de extrañeza
en los ojos ajenos.


Penosa sensación…

Imposibilidad de compartir,
intentando a toda costa
mimetizar comportamientos

Van Gogh sabía de eso...

Después el tiempo te hace darte cuenta
de que es la diferencia
la que te hace brillar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario