domingo, 23 de mayo de 2010

DRAGON


DRAGON

Dragón de cenizas de lluvia, llamas a mi ventana,
rompiendo la fortaleza que con tanto esfuerzo construí.
Lágrimas como ácido, lentamente me diluyo en ese lago.

Si no soy, dejaré de sentir.

Dragón de cenizas de lluvia, dibujas en mi puerta sombras ominosas
que se escurren hacia el núcleo de mi razón.
Seda negra en tus alas, que me envuelven en un abrazo.

Si no soy, dejaré de sentir.

Dragón de cenizas de lluvia, abres a mis ojos pozos incandescentes
a los que nunca hubiera querido acceder.
Aliento de azufre envenena mi corazón atrapado.

Si no soy, dejaré de sentir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario