domingo, 23 de mayo de 2010

LAGUNA


Un guijarro en medio de la laguna
despierta ondas concéntricas que se expanden hasta el infinito.
Un estímulo que hace mella en el inconsciente
desencadena ondas concéntricas que viajan hasta el epicentro
de nuestro pensamiento racional

En medio de la noche
la laguna refleja una calma engañosa,
su serena belleza oculta, bajo un manto estelar.
los venenos que se esconden en su interior

Cuando sonríes, princesa,
nadie recuerda la laguna,
pero es en los sueños cuando el inconsciente
suele brillar

No hay comentarios:

Publicar un comentario