sábado, 5 de junio de 2010

5 de junio



Te echo de menos apenas te has ido
(como un fantasma que nunca ha estado,
como un espejismo entrevisto en el aire)
Has cogido en tus manos mi yo más íntimo,
dándole alas al deseo, avivando el fuego que
con tu presencia nace.

De lo más más profundo que soy, tú tienes la llave,
pero, eso que hay entre los dos,
tú ya lo sabes.

La sensualidad arde a mi aldededor,
esa que contigo nace,
Llegas e invades mi mundo.
Desprevenida, no puedo utilizar mis artes,
tan sólo puedo ser yo misma
(sin trucos, sencilla, un pequeño desastre),
desprovista de la capa de mis sueños,
con la que pueda encantarte.

Y yo, tan sólo quiero abrazarte.

En una pirueta de amante,
¡La luna! hubiera querido entregarte.

Me has hecho feliz, a tu modo discreto
(sencillo, fuerte, un poco distante)
Pero, te echo de menos desde el mismo momento
que mi puerta cruzaste.

Sé que volverás,
lo adivino por el mensaje subliminal
que tus ojos añaden,
al contenido de las palabras que me dices, amor,
aunque no digan lo que tu corazón sabe

2 comentarios:

  1. Qué bonito, Rosemary, se me cuela por los intersticios del alma.
    Vaya un "book" de Mina Harker más completito.
    Veo, con satisfacción, que tu blog marcha muy bien.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que bien que te haya gustado mi poema, gato, especialmente hoy, que me siento con todo a flor de piel.

    Sabía que te fijarías en el el book de Mina!, algunas de esas fotos me parecen arrebatadoras, especialmente la que está en la cama, o aquella en la que lucha contra su lado oscuro, mientras está cambiando. Desde luego, el físico de Winona Ryder es muy acertado para darle vida.

    Un beso de sábado, para ti.

    ResponderEliminar