miércoles, 16 de junio de 2010

MORGANA



La niebla asciende despacio desde el río, que se estremece como un trozo de seda plateada, como un vestido de noche que arrugamos y extendemos con suavidad antes de colocarlo de nuevo en su lugar. Se extiende por los páramos de Avalon, mientras toma consistencia en los viejos robles y anida en las ramas bajas de los abetos. El soldado sentado bajo una encina, duerme el sueño de los justos ... el vino derramado en jarra de plata, la cabeza libre del yelmo, que esta vez ha servido como primitiva copa.

Los estandartes meciéndose al viento ... en el bosque sólo el grito de un búho, rompe con su ulular el silencio de la noche.

Morgana en su torre... la Reina de las Brujas es ahora una mujer que se desprende de su coraza, pero no de su magia, porque la magia es inherente a ella. !No existirá nadie más cómo Morgana¡ !no¡ !nunca volverá a existir¡ porque, incluso en su derrota, ella forjó una leyenda que nunca morirá.

Y es que ella tenia razón, por supuesto, Arturo, era un advenedizo. El hijo bastardo de su madre. El fruto de un engaño, de una traición. Algunas mujeres no pueden ceder ante la cobardía. No soportan la injusticia y sienten sus agravios y los de sus seres queridos de tal forma que, arropadas en su orgullo y en la firmeza de su caracter, plantan cara y toman armas contra quienes les arrebatan lo que es suyo.

Si la historia de Arturo fuera contada desde el punto de vista de Morgana, ¿como seria ese relato?

Creo en la justicia y creo en la magia. Creo en ti Morgana.

1 comentario:

  1. Hola. Soy una Morgana de las brumas del norte, allí donde los acantilados son torres, las brujas son meigas y la lluvia cansa.
    Como sabrás, el mes de diciembre era para los celtas el mes del serbal, planta mágica que colocaban en puertas y establos para protegerse de los malos espíritus y encantamientos. Coloca una ramita en tu casa. Un saludo y muy bonito el blog. Morgana Montelouro.

    ResponderEliminar