viernes, 4 de junio de 2010

OTROS MUNDOS




Existen lugares que nadie ha visto... oscuros unos, luminosos otros.
Lugares en el corazón de nuestras ciudades... en el fondo de nuestras mentes.
A veces pienso que vivimos en el otro lado de la luna.
Pero hay un pueblo que no conoce de nuestra civilización y vive en lo mas profundo del bosque mitago.
Un pueblo primitivo donde la comunicación es oral y se transmite de padres a hijos. Viven en lugares que nadie ha visto. Rincones oscuros, cavernas luminosas. Allí las tradiciones son un tesoro celosamente guardado y los recuerdos son transmitidos de generación en generación. Las historias contadas una y otra vez y otra vez.... porque esta gente nunca olvida.

Nosotros tenemos la escritura, un mundo entero de información escrita, periódicos, libros, bibliotecas, ordenadores. Un mundo entero de información visual, televisión, películas, informativos, documentales, noticiarios, foros, debates, radio. Pero nuestra civilización que tanto sabe,nada recuerda.

La información nos satura, lo que es noticia candente hoy, se olvida mañana, al igual que la marea borra las huellas en la arena y deja la playa sin rastro de lo que alli haya podido acontecer.

Mi pueblo mitago tiene una Narradora de Historias, siempre mujer (¿que por qué es siempre mujer?, la verdad, no tengo esa respuesta).

La Narradora de Historias es educada desde niña para esa función, que se considera de vital importancia para la tribu. Desde que nace, vive con su antecesora en el cargo. Se dedica tan solo a escuchar y aprender, para después poder contar a los demás y no olvidar.

Es la memoria de la tribu, del grupo, de su clan y, como tal, venerada y querida.

Y yo, que no vivo en un bosque primigenio. Que nunca he visto esos rostros escuchando, sentados en círculo bajo la luz de la luna. Ni el brillo de las piedras, libres de musgo y liquen, flotando en el río. Que no he escuchado el ritmo de los tambores, ni el rumor de los robles en armonía con su viejo circulo interior. Yo, también soy una Narradora de Historias y vivo a caballo entre dos mundos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario