sábado, 26 de junio de 2010

Saudade



SAUDADE

Te intuyo en la distancia,
igual que sé que va a llover en cuánto cambia el viento.
Puedo sentir tus emociones fluir,
!desatan una tormenta en mi razón¡.

Te sueño por las noches,
cuando dejo de sujetar la brida de mis sentimientos.
Entonces nos amamos como caballos desbocados,
me ofrezco a ti sin pudor,
y en tus ojos navegan reflejos de obsidiana
cuando me abrazas,
¡quisiera perderme en esos sueños y no despertar¡

Te quiero aun más en mi nostalgia,
¡cubres por entero mi mundo!
mi amor… !me muero de saudade cuando no estás¡.
No es la tristeza exactamente,
lo que anida en mi soledad,
sino esa saudade que me haces sentir,
dulce veneno en mi sangre,
que me deja su perfume,
cuando tú no estás.
Por eso no la rechazo cuando me envuelve
(saudade, a veces amarga)
porque me hace sentirte en tu ausencia.

2 comentarios:

  1. Nostalgia, melancolía, añoranza, de lo que fue o de lo que será. Saudade, mezcla de todo eso y de más..., pero que no se concreta en ninguno de esos tres sentimientos, porque es una palabra hecha completamente a medida.
    Boas liñas.
    Biquiños.

    ResponderEliminar
  2. sí... lo has descrito a la perfección... eso es lo que siento.

    ResponderEliminar