martes, 13 de julio de 2010

El color rojo - capítulo 8 - La noche





La noche


Ang se estaba acabando de arreglar para su cita con Julián. En la discoteca a la que iban se celebraba esta noche una fiesta de disfraces, pero no era obligatorio ir disfrazado, así que ella optó por un ligero vestido negro, corto, con finos tirantes. En los pies unas sandalias de tiras plateadas. Ahora estaba cepillando su largo cabello rojo -aún húmedo de la ducha- que ya era de por sí un adorno muy llamativo. Se puso unos aros de plata en las orejas, un par de anillos en los dedos y, para acabar se puso carmín en los labios -cosa que no hacía casi nunca- y un poco de rimmel para realzar sus pestañas. El resultado era bueno -pensó, al mirarse en el espejo.

Había quedado con Julián en su piso, así que arrambló con un pequeño bolso negro y, después de echar un vistazo a su imagen reflejada en el espejo de la entrada, cerró la puerta y bajó corriendo hasta el tercero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario