sábado, 14 de agosto de 2010

El color rojo - capitulo 23 - Julián



Julián estaba en su piso, al mando de los controles de los dispositivos de audio y video que controlaban el piso de Ang.


Pasaban ya dos horas largas de la fijada para la cita con Nigromante, pero no se había puesto en contacto con la chica: no quería estropear nada. Así que se dijo, con una sonrisa, que todo saldría según lo planeado, que Nigromante era muy cauteloso (más que eso, se dijo, era inteligente, astuto) y que tenía que darse un margen para que todo surgiera como tenían previsto.


Dio la voz de alarma un leve sonido en la puerta de entrada. Cuando llegó, ésta ya estaba abriéndose para dejar pasar a un hombre joven, vestido enteramente de negro, que avanzaba resuelto hacia él.


Llevaba una llave inglesa en la mano.


Lo último que vio antes de perder el conocimiento fue su rostro sonriente muy cerca del suyo, alzando la gruesa llave por encima de su cabeza y golpeándolo con fuerza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario