domingo, 8 de agosto de 2010

El color rojo - capítulo 19 - Ang se arregla para la cita



Es de noche en el apartamento de Ang y todo está en orden. Ella lleva puestos unos pantalones muy cortos, ceñidos al cuerpo, que apenas dejan nada a la imaginación, y un jersey ajustado, que no le cubre el ombligo y deja los hombros al descubierto.

Cepilla su largo pelo rojizo ante el espejo, de modo que quede alborotado, de una forma sexy. Aplica el lápiz labial con brillo a sus labios carnosos, tan sólo una pequeña sombra brillante que enciende su color natural. Se contempla en forma crítica en el espejo. Está nerviosa y se toca el pendiente, en el que Julián ha ocultado el pequeño micrófono-espía.

Todo el piso está perfectamente cubierto, tanto en forma de audio como de video. El teléfono conectado con la alarma policial, a un solo clik de su mano. El ordenador encendido, en forma inocente. Hace una semana que no se ve con Julián, pero le sabe ahí, a su lado.

Es ya tarde, pasa media hora larga de la hora de la cita y ella está ahora en el sofá, intentando no pensar en nada, dar la impresión de que no está especialmente preocupada o nerviosa, sino que ha asumido que él tiene el control de su vida y ella es tan solo su juguete (¿y no es así? -contesta impertinente su voz interior). No!, no lo es!, no soy ningún juguete, ni quiero serlo!.

Casi lo dice en voz alta … casi, pero no, se ha contenido, ha logrado dominar su impulso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario