lunes, 27 de septiembre de 2010

Deseo





Tambores en la noche
cuando miro la luna,
sentada en una laguna salada.
Sábanas de sangre nos sirven de cuna,
prisioneros de nuestros cuerpos deslumbrados.
El otoño explota, y yo sólo recuerdo
el final de la primavera.


Volverás con el aliento del dragón,
teñido del blanco de la nieve,
rodeado del calor del verano.
deshojaremos, uno a uno,
los petalos de la rosa de nuestro amor.

Pero, !te quiero, ahora!
Te necesito, !ahora!

Y sé que tú a mi también.

2 comentarios:

  1. Versos cargados de pasión, sin duda, querida Rosemary. Pasión que explota con ese apremiante requerimiento final.

    Gracias por facilitarme la palabra clave del primer párrafo de mi último texto.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola gato, un placer contar contigo, como siempre.

    Ya sabes que pasión no me falta...

    Me alegro de haberte servido de ayuda para encontrar esa palabra clave. Te aseguro que lo leeré con mucha atención.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar