viernes, 3 de septiembre de 2010

PLEGARIA CELTA






Escucha mi voz porque tres veces llamo a tu puerta…

Te llamo desde las Profundidades de esta Tierra sabiendo que tu no duermes sino que aguardas…

En tranquila vigilancia a que el Señor del Tiempo vuelva a la hora señalada en la que la cola de la serpiente encuentra su cabeza….

Siempre en guardia, siempre pacientes con nuestras mentes vacilantes aguardais…

Vosotros a los que nosotros en nuestra ceguera hemos rechazado, aunque algunos os conocemos por otros nombres, los niños juegan mal con los juguetes del Cielo, golpeándolos y destrozándolos…

Con tedio, en el vano intento de encontrar todo lo que a primera vista es nuevo y brillante…

Pero lentamente, como el brillo se gasta, ellos se mueven hacia nuevos campos y dioses mas brillantes se convierten en sus juguetes hasta que, cuando se quedan sin brillo, ya no divierten…

Pero, oh grandes Dioses!, seguramente el tiempo ha considerado que todos tienen que dejar los caminos de la infancia o desplazarse hacia otras guarderias cósmicas…

Todos los inexpertos han de volar del nido, doblando asi sus alas, juntos en esa gran migración hacia las estrellas, que se prepara cuando el invierno cósmico indique las lineas de las futuras glaciaciones…

Llévame contigo…si mis alas jóvenes sienten el cansancio del camino, hacia otras partes mas bonitas . Y si mis lágrimas por tu rechazo llevan una parte de la culpa de la Tierra, sea…

El niño que rompe el juguete, no es mas que un niño, perdónale y reconoce el amor y la adoración de esta sierva tuya que ha dejado su guarderia mundana por la Verdad de tu Estado…

Venid, venid!, oh Espiritus de las Estrellas! Que estuvieron antes del tiempo del hombre….

Cuyos hombres han elevado los nobles esfuerzos de la vida y han llevado la deshonra a través de aquellos que en su juventud cósmica han desoído tus Principios…

Venid, Venid, otra vez… y dádnos una nueva oportunidad.

(Plegaria Celta - Autor anónimo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario